¡Hay la crisis!

Posted on diciembre 1, 2008 por

0


La crisis económica que tanto nos afecta?

 

Todos estamos preocupados por la crisis mundial que esta pasando, y es que como no nos vamos a preocupar si cada vez nos alcanza menos.

 

Cuando EE UU estornuda, el mundo se resfría. Este eslogan del siglo XX se revela ahora más real que nunca, puesto que las economías europeas se tambalean por culpa de una crisis económica creada a miles de kilómetros.

En el sistema financiero interconectado que existe actualmente, lo que empezó como una serie de poco acertadas decisiones para los intereses de EE UU, se ha expandido por todo el mundo y amenaza con hundir al mundo en otra gran depresión.

Mas que un amenaza la crisis es un realidad, se espera que para el año 2009 suframos los verdaderos efectos de esta crisis, según los economistas, aunque ya estemos viviendo la depresión económica de diferentes maneras, una a sido el recorte de personal por parte de muchas empresas y otra el aumento de los precios.

Casa BilleteEsta crisis comenzó con la explosión de la burbuja inmobiliaria estadounidense en 2005 tras un largo período de un  incremento de los precios de las viviendas. Por aquel entonces, el número de familias que podía pagar una hipoteca había aumentado.

 

Todo el mundo parecía estar ganando dinero, tanto las empresas de construcción como los agentes inmobiliarios y las compañías de materiales; y los consumidores eran felices: tenían casa propia por primera vez en sus vidas. La industria se encontraba en gran parte al margen del gobierno estadounidense tras décadas de firme desregulación por parte del partido republicano. Pero esta no era la realidad ya que tres años después las inmobiliarias se vinieron abajo y la mayoría acabo quebrando, ya que los ciudadanos no pudieron pagar las hipotecas.

 

Esta crisis originada en los Estados Unidos, ha tenido repercusiones que están afectando al mundo entero.

 

Entre los principales factores causantes de la crisis estarían los altos precios de las materias primas, una crisis alimentaria mundial, una elevada inflación planetaria y la amenaza de una recesión en todo el mundo, así como una crisis crediticia, hipotecaria y de confianza en los mercados.

 

La crisis se extendió rápidamente por los países desarrollados de todo el mundo.

 

Anuncios
Etiquetado:
Posted in: Ana Llaneza